Los niños y las niñas necesitan tiempo para aprehender el mundo que habitan. La abuela de Martina siempre escribe sus poemas por la noche. Dice que por el día no tiene tiempo. Pero el tiempo es Martina escribiendo su nombre. Ni muy rápido, ni muy lento. Solo el tiempo de Martina. Hay muchos tiempos diferentes. Todos tenemos uno. Ni muy rápidos, ni muy lentos.Los adultos viven apurados, y se olvidan de respetar esos tiempos de aprendizaje tan fundamental.

 

Laura Romero | 48 páginas | Tapas duras | Pipalá

 

 

EL TIEMPO TIENE NOMBRE

$1.420
EL TIEMPO TIENE NOMBRE $1.420
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • La Romería - Chile 145, Nueva Córdoba, Córdoba - Martes y Jueves 10.30 a 18.30 hs. Avisar al 351.2327952

    Gratis

Los niños y las niñas necesitan tiempo para aprehender el mundo que habitan. La abuela de Martina siempre escribe sus poemas por la noche. Dice que por el día no tiene tiempo. Pero el tiempo es Martina escribiendo su nombre. Ni muy rápido, ni muy lento. Solo el tiempo de Martina. Hay muchos tiempos diferentes. Todos tenemos uno. Ni muy rápidos, ni muy lentos.Los adultos viven apurados, y se olvidan de respetar esos tiempos de aprendizaje tan fundamental.

 

Laura Romero | 48 páginas | Tapas duras | Pipalá